Archivo de la etiqueta: política

Be adventurous

Debo confesar que soy de los que se desaniman al revisar la nómina de los políticos con los que contamos y que son los supuestamente encargados de sacarnos de ésta. Repaso la lista y me pregunto cómo es posible que uno de estos grises y serviles apparatchiks se pueda arriesgar a tomar alguna de las decisiones realmente drásticas que necesitamos. Pero afortunadamente sí, es posible. Al menos en Japón.

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Hay que reflexionar

David de Ugarte, en El Correo de las Indias, diserta sobre los medios de comunicación y pone en evidencia cómo generan “cierres epistémicos” que aíslan a sus lectores de la realidad circundante.

Dos ejemplos que me resultan muy cercanos. El primero me lleva a definirme como “observador externo” en mi propio país:

Si Mas convocó las elecciones fue porque dió un giro drástico a su programa y que conserve la mayoría de su voto a pesar de todo es lo que realmente llama la atención a un observador externo

Se ve que los observadores internos están demasiado ocupados celebrando las victorias pírricas de quienes los financian.

El segundo ejemplo me hace sonreír cotidianamente con mis estudiantes de doctorado foráneos:

(…)fascinante (…) es la perra de la prensa argentina, uruguaya, chilena y venezolana con la crisis española. Es grave sin duda, pero no tiene el grado de dramatismo cuasi survivalista del relato que cuentan. Hablas con los amigos y tienen la impresión de que en la península se vive poco menos que en un mundo postnuclear, en cualquier caso, mucho peor que en el continente sudamericano. No es verdad.

Etiquetado , ,

Dios no juega a los dados

En los últimos días escucho repetidamente en la radio un anuncio de la DGT en el que nos exhortan a los conductores a eliminar comportamientos de riesgo en la carretera con el objetivo explícito de “eliminar por completo los accidentes”.

Supongo que esta campaña se basará en datos estadísticos que muestran cómo un muy elevado porcentaje de los accidentes de tráfico se deben a imprudencias de los conductores, y que el mensaje a transmitir quedaría muy diluído si añadiesen la coletilla de “evitables” al referirse a los accidentes. De todos modos, no puedo evitar pensar en la inconsistencia de fondo del anuncio: estoy razonablemente seguro de que un número no trivial de accidentes son realmente “accidentales”, no pueden evitarse.

¿Una muestra más de la afición de los políticos a prometer lo imposible? ¿O es la DGT el último refugio de los deterministas radicales?

Etiquetado , , ,