Abre los ojos

Por mucho que Joaquín Almunia sea un perfecto chivo expiatorio, la historia del tax lease es un nuevo ejemplo de la preocupante catatonia de nuestra sociedad. Nuestros dirigentes ofrecen una y otra vez el mismo ritual de invocación de poder, ya se trate de rescates bancarios, cuotas preferentes, primas de riesgo o astilleros, y nosotros hacemos como que nos lo creemos. Todo con tal de no admitir que hay nuevas reglas de juego, todo para mantener la ilusión de que cuando abramos de nuevo los ojos el viejo mundo aún estará ahí.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: