Chapuza

El accidentado “rescate” chipriota es como un modelo a escala de la actual crisis. Se comienza por un problema financiero serio y las medidas adoptadas para resolverlo, que en realidad sólo buscan salvaguardar a grupos específicos de sus consecuencias negativas, lo convierten en un problema social y político muy grave. Con suerte, después de esta asombrosa demostración de incompetencia quedará al descubierto para la ciudadanía que la pretendida “crisis económica” no es tal, sino una devastadora guerra entre predadores de rentas. Por eso (y porque soy un romántico, supongo) el parlamento chipriota me ha alegrado la semana al negarse a certificar la chapuza que le pusieron por delante.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: