Inconsistencia

Aparentemente la pasada semana fue buena para nuestro gobierno en el apartado referido a comunicación. Los medios nacionales se hicieron eco de las sutiles buenas nuevas deslizadas en el debate parlamentario. La Comisión Europea asumió como suyas las exageradamente horrorosas previsiones para el futuro inmediato que darán margen a negociar condiciones menos asfixiantes para las cuentas públicas. El problema es que la inconsistencia entre el mensaje interior y exterior es obvia, lo que no beneficia en absoluto a quienes son percibidos ya por los ciudadanos como embusteros casi patológicos. Sobre todo porque también es obvio cuál de los dos mensajes es más falso. Para muestra, un excelente botón.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: