Mártir

Que el Tribunal Supremo se haya empeñado en convertir a Baltasar Garzón en un mártir, no redime a éste de su condición de chapucero ávido de celebridad. Del mismo modo que los razonamientos legales argumentados, aunque fuesen todos correctos, no redimirían a los jueces del Supremo de su condición de siniestros y rancios compinches de corruptos y fascistas.

En cualquier caso, en estos tiempos propicios para la mística, fabricar mártires es una torpeza. El ansia de venganza es mala consejera.

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: