Belleza

Un interesante artículo acerca del desigual destino de quienes fueron dos encarnizados competidores. Aunque resulta evidente que el principal determinante de sus trayectorias ha sido la fortuna, es evocador que allá donde Kodak fracasó con los productos farmacéuticos, Fuji triunfó con los cosméticos. Nuestros cuerpos son perecederos, pero la búsqueda de la belleza es inmortal.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: